Aralar muestra su solidaridad con los alcaldes de Catalunya que han sido amenazados con ser encarcelados

Aralar muestra su apoyo y solidaridad a todos los alcaldes de Catalunya que han sido amenazados por el Estado español con ser encarcelados si colaboran en la celebración del referéndum del 1 de octubre promovido por el Gobern catalán. El poner en práctica la democracia, el facilitar y colaborar para que la ciudadanía pueda expresar su opinión, no puede ser considerado como delito en democracia de ninguna de las maneras. La democracia consiste, precisamente, en poder votar, y no en amenazar a quienes posibilitan que la ciudadanía pueda votar.

Aralar quiere subrayar que la soberanía reside en las y los ciudadanos. Es la ciudadanía la que da o quita la soberanía a los cargos públicos. Ese es el pilar de la democracia: el respetar la decisión de la ciudadanía. Con el fiscal general del Estado, con la persona que ha amenazado hoy a las y los alcaldes catalanes, se da una circunstancia especial, ya que fue reprobado por el Congreso de Madrid elegido por la ciudadanía, y hoy esa persona ha amenazado con cárcel a unos alcaldes catalanes que cuentan con la legitimidad otorgada por sus vecinos y que los eligieron democráticamente.