"ETA nació por razones políticas y por motivos políticos también ETA se ha desarmado"

Tras el desarme de ETA Aralar ha ofrecido una rueda de prensa para analizar los retos a los que se enfrenta la sociedad de Euskal Herria. Se ha subrayado la importancia del relato, un relato mirando hacía el futuro y en el que se interiorice que ETA surgio, actuó, y se ha desarmado por motivos políticos. Aralar ha reclamado reconocimiento y reparación para todas las víctimas. Por otro lado no ha eludido su posicionamiento en torno a los presos y presas políticas subrayando que en tanto en cuanto su actividad fue de motivación política, la solución debe ser política motivo por el cual se reclama la Amnistia.

Contenido de la Rueda de Prensa. 

EL TIEMPO POSTERIOR AL DESARME DE ETA

Como Aralar deseamos hacer nuestra lectura ante esta nueva situación y sobre todo de cara al futuro que Euskal Herria merece y necesita.

Como pueblo y como sociedad estamos en disposición de superar el pasado que nos ha tenido trabados y atrapados y avanzar hacía el futuro. Antes que nada, queremos mostrar nuestro agradecimiento y reconocimiento a todos los agentes que han hecho posible esta nueva situación; en primer lugar a la ciudadanía vasca, a todas las instituciones que se han esforzado en la pacificación y a toda la sociedad. En segundo lugar nuestro agradecimiento a los mediadores internacionales y toda aquella fuerza política y social que ha colaborado. Sin embargo, hoy queremos mostrar nuestro agradecimiento de manera muy especial, a los Artesanos de la paz, ellos y ellas han sido imagen y representantes de todos los movimientos sociales y de Euskal Herria, tanto a quienes han trabajado publicamente como a quienes han trabajado desde el anonimato.

Aralarr considera que ha llegado el momento de criticar de manera contundente y cruda a quienes en lugar de trabajar en pos de la paz han tratado de poner obstáculos a todas las personas que trabajaban por la paz, a quienes pusieron y ponen dificultades al dialogo, anteponiendo sus cálculos e intereses a la construcción de la paz, empezando por el gobierno de Espana hasta llegar a quienes aquí, en Euskal Herria no se han movido ni han arriesgado lo suficiente.

Ahora que estamos a las puertas de la paz, es el momento de alunas ideas, y entre ellas la de que ETA nació por razones políticas y ETA abandonó, hace casi 6 años, la luchar armada, y por motivos políticos también ETA se ha desarmado, y todos estos pasos los ha dado desde la UNILATERALIDAD. No ha habido por tanto ningún pago ni precio político, pero justamente por ese motivo también no hay ninguna condición ni límite político para el futuro en libertad de Euskal Herria. La pacificación, el proceso de paz, tiene que finalizar. A todas las victimas deben recibir la verdad, reconocimiento y la reparación que se les debe y es necesario lograr la libertad de todos y todas las presas políticas, y derogar las legislaciones de excepción y los procedimientos y jurisdicciones de excepción tal y como reclama el Acuerdo de Gernika.

Nos parece que hay que subrayar una y otra vez que es el futuro lo que debe ser puesto en valor, frente a quienes quieren seguir viviendo en el pasado. De hecho estamos comprobando como los hay que se empeñan en mirar al pasado y obstaculizar el proceso con una sucesión de exigencias malintencionadas. La construcción de la paz debe traer el proceso de normalización y con ello la aceptación de los derechos democráticos. ¿No repetían hasta la saciedad que con la paz se podían defender todas las opciones políticas?

Sabemos que la paz siempre llega tarde para algunos y comprobamos todavía que no exíste una paz absoluta en nuestro pueblo ni entre nuestra ciudadanía. Pero no se puede negar que ETA ha cumplido la palabra que le dío a este pueblo en el 2011 y que los motivos y características de dicha decisión y dicha actitud son políticos. Por eso, y a pesar de diferencias, hay que reconocer que los y las militantes de ETA actuaron por motivos políticos y dicho reconocimiento no puede ser obviado ni en la construcción del relato del ni en la construcción de la convivencia en el futuro.

La segunda afirmación e idea que queremos someter a la consideración de la sociedad es que la Sociedad necesita el relato mirando hacia el futuro. El relato no es solo algo que se debe realizar para conocer claramente y hasta sus últimas consecuencias la verdad histórica, si no que además y sobre todo, debe construirse en libertad y pluralidad mirando al futuro.

En tanto que el relato es una acción y una construcción social no se limita a una acción historico-cienfífica; para eso ya están los historiadores. La importancia social del relato le viene dada por la visión de futuro, y no solamente por su análisis del pasado. Esto, exige libertad.

¿Por qué y con qué objetivos nacio ETA? ¿Cuales son, para bien y para mal, las consecuencias políticas, además de las sociales y humanas, del nacimiento y de la actividad de ETA? Por querer esquivar estas preguntas es por lo que algunos tratan de vincular el relato única y exclusivamente a las acciones armadas del pasado. Esa visión estéril niega el verdadero relato social. Quienes optan por dicho camino están asumiento un papel de psudo historiadores.

La existencia de distintos relatos no es más que un reflejo de la pluralidad de la sociedad, es necesaria y al mismo tiempo enriquecedora. Por este motivo recordad que ETA nacio y actuó por razones políticas es trabajar a favor del relato que nos quieren ocultar. Sabemos, y así lo reconocemos, que la lucha armada de ETA, así como otras violencia, ha creado mucho dolor y sufrimiento, pero el relato necesita de todas las partes, necesita de la respuesta a todas las preguntas si queremos hacerlo de cara al futuro y son parte indisoluble de esta necesidad la l libertad y la pluralidad.

El gobierno de Madrid lleva décadas negando el carácter político del nacimiento, esencia y objetivos de ETA, pero su ceguera le ha incapacitado para el dialogo y el hecho de optar por la UNILATERALIDAD como la vía para la solución deja actualmente a Euskal Herria, afortunadamente, las manos libres y todas las opciones abiertas para desarrollarse en libertad. Este ha sido el mensaje que Aralar ha reivindicado desde hace tiempo una y otra vez, y por este motivo no nos cansaremos de reinvindicar la Amnistia.

El tercer mensaje que quiere lanzar Aralar hoy en esta rueda de prensa, es que Euskal Herria, y más concretamente el abertzalismo, necesita una izquierda abertzale, civil, plural y eficaz para poder construir su futuro y desarrollarse como pueblo. Es necesario impulsar y fortalecer las dinámicas internas en el nacionalismo vasco, la izquierda abertzale tiene que ser una verdadera opción política y alternativa, superando para ello contradicciones y carencias.