La Refundación de la Izquierda Abertzale

El Nacionalismo no es una ideología. En el nacionalismo hay ideologías de izquierda y derecha, siempre las ha habido y siempre las habrá. En el seno del nacionalismo la izquierda es necesaria de la misma forma que es necesaria la derecha. La construcción del país y la independencia en si misma deben ser entendidas como una labor de todo el nacionalismo. La dinámica que surge de la confrontación entre izquierda y derecha es la que hace a una nación en el tiempo y en la historia. 

Nadie niega que la Izquierda Abertzale es un espacio social dinámico en la sociedad vasca, tal vez el más dinámico. Pero también es un espacio social plural, tal vez el espacio más plural. Es por este motivo que resulta tan difícil su articulación y gestión, pero si acertamos en la fórmula la Izquierda Abertzale será el espacio político más amplio de Euskal Herria

Para que Euskal Herria sea una nación más de Europa necesita que la Izquierda Abertzale se dote de una estructura política amplia y viable a fin de viabilizar sus iniciativas, su adecuación a la realidad y su impulso político.

Para que un espacio social adquiera el rango de espacio político se requiere, además de características ideológicas comunes, una estrategia general compartida y ese debe ser exactamente el objetivo de la refundación de la Izquierda Abertzale.

Cuando se creó Herri Batasuna, HB existían características ideológicas compartidas, pero faltaba la condición esencial de una estrategia política compartida. Hoy se da esa condición, generada además desde la unilateralidad en el logro de la paz, que ha protagonizado en buena parte la Izquierda Abertzale.

La dialéctica entre abertzales de izquierda y derecha es la que dota de dinámica nacional a la sociedad vasca y ese es el tiempo han puesto en nuestro camino.

2.- Características de la refundación-

Aunque no hace falta recordarlo tres son los pilares sobre los que se debe articular la refundación de la Izquierda abertzale: Democracia, ideología de izquierdas y nacionalismo.

La democracia interna y externa debe garantizar opciones y derechos a todas las personas que quieran formar parte y contribuir a la construcción de Euskal Herria desde la perspectiva de izquierda. Ello quiere decir que la refundación de la Izquierda Abertzale debe hacerse mirando a toda la sociedad; Hacia fuera más que hacia adentro. Siempre ha sido así, pero lo es más actualmente debido a las nuevas relaciones sociales originadas por las nuevas comunicaciones. La refundación de la Izquierda Abertzale no puede limitarse a referencias organizativas endogámicas.

En segundo lugar, la estructura de la nueva Izquierda Abertzale refundada debe contener las referencias ideológicas y estratégicas de la nueva izquierda. Por lo tanto estrategias, como la de frente nacional, o como la denominada de polo soberanista son de otra época. Los acuerdos entre abertzales deben ser de naturaleza táctica. Siempre ha sido una trampa el lema de que primero nacionalistas y luego ya se verá. En cambio para la Izquierda Abertzale es un principio básico el de unir la liberación nacional y social.

Los acuerdos entre abertzales, tanto de derecha como de izquierda son imprescindibles para Euskal Herria pero constituyen un engaño si tratan de borrar las señas de identidad ideológica de cada sector político que nuestro pueblo necesita como todos los demás.

La sociedad vasca acogería con gran entusiasmo la refundación de toda la Izquierda Abertzale, abierta a toda la sociedad y sin exclusiones. Si la refundación se hace mirando al interior de una organización por importante que sea, no será percibida como refundación por parte de la sociedad vasca.